Lo último

Buenos Aires: un nuevo censo de basura costera confirma la alta presencia de un residuo riesgoso para la fauna marina

A pesar de haber disminuido 10 puntos porcentuales en un año, el plástico sigue siendo el contaminante más abundante en las playas: se encuentra presente en siete de cada 10 residuos hallados en...

A pesar de haber disminuido 10 puntos porcentuales en un año, el plástico sigue siendo el contaminante más abundante en las playas: se encuentra presente en siete de cada 10 residuos hallados en las costas bonaerenses, entre San Pedro, al norte, y Bahía Blanca, al sur.

El dato se desprende de la última edición del Censo Provincial de Basura Costera Marina, realizado en 16 localidades de la provincia de Buenos Aires entre septiembre y octubre del año pasado por Fundación Mundo Marino y organizaciones locales. Como resultado, se analizaron 35.741 residuos recolectados en un total de 410.864 metros cuadrados (41 hectáreas) de playas como Punta Lara, San Pedro, San Clemente, Bahía Blanca, Ostende y Mar del Plata, entre otras.

Descartan que los casos de gastroenteritis en Berazategui hayan tenido origen alimentario: qué hallaron finalmente en el laboratorio

El relevamiento mostró que el plástico continúa siendo el contaminante más abundante (73,7%), una cifra algo inferior a los datos que arrojó la edición anterior del censo (84,5%), de 2021. Luego del plástico, siguieron el vidrio (10,1%); los residuos categorizados como “otros” (9,9%), constituidos por elementos como barbijos, escombros, equipos eléctricos y electrónicos, neumáticos y velas; el papel y el cartón (3,7%) y los metales (2,6%).

Dentro del ítem plásticos, los contaminantes que se registraron en mayor cantidad son las colillas de cigarrillo (26,4%): se encontraron un total de 6966. De acuerdo con información de la ONG Eco House Global, se estima que cada año se arrojan entre 4,5 y 5,6 billones de colillas a la vía pública de todo el mundo. Eso equivale a unas 18.000 millones de colillas por día. Según la ONG, una sola colilla de cigarrillo puede contaminar hasta 1000 litros de agua, al liberar en el ambiente sustancias nocivas para la salud, como el arsénico y el cadmio, entre otros elementos tóxicos.

En segundo lugar dentro de la categoría plásticos, se ubicaron los fragmentos plásticos (17,3%): residuos de plástico duro proveniente de productos de mayor tamaño, como cubiertos descartables o elementos plásticos de golosina, que por la acción mecánica del sol, el viento y el mar se desintegran hasta convertirse en porciones más pequeñas. A continuación aparecieron los envoltorios plásticos de nylon o celofán (13,5%), las bolsas plásticas (11,7%) y las tapitas (5,7%).

“Estas cifras cumplen un rol fundamental para concientizar a la población sobre la cantidad y el tipo de basura que hay en nuestras costas. Gran parte de esta basura es generada por nuestros propios desechos y eso nos debe interpelar sobre nuestro comportamiento a la hora de ir a la playa. Año a año vemos cómo la basura, especialmente el plástico, afecta a nuestra fauna marina. El caso más emblemático lo representan las tortugas marinas: en el caso de las tortugas verdes, el 96% de las que ingresan a nuestro centro de rescate tienen basura en su tracto digestivo”, explicó Karina Álvarez, bióloga y responsable de Conservación de la Fundación Mundo Marino.

Por ejemplo, en diciembre de 2021, un pescador artesanal de la zona de San Clemente del Tuyú encontró enmallada en sus redes de pesca una tortuga verde juvenil de 35 centímetros de longitud que –según constató la fundación– había ingerido más de diez tipos de plásticos diferentes: fragmentos de tapas plásticas, de manguera roscada, de redes, de telgopor, de sachets, de nylon, precintos plásticos y celofán, entre otros que no se pudieron reconocer con precisión.

Además de la Fundación Mundo Marino, participaron del censo de basura costera la Comunidad Unida por la Reserva Natural Punta Lara, el Departamento de Saneamiento Ambiental y el Museo de Ciencias de la Municipalidad de Bahía Blanca, la ONG Hapic, la Fundación Ecológica Pinamar, la Fundación Vida Silvestre, Surfrider, Fundación para la Recepción y Asistencia de Animales Marinos (Fraam) y la Reserva Natural Provincial Bahía Blanca.

También en cetáceos

Un estudio publicado en la revista internacional Marine Pollution Bulletin en diciembre de 2022, mostró que se encontraron restos de basura también en los tractos digestivos de 8 de 21 especies de pequeños cetáceos de la Argentina y Brasil: el delfín común (Delphinus delphis), el cachalote enano (Kogia sima), el delfín de Fraser (Lagenodelphis hosei), el zifio de Gervais (Mesoplodon europaeus), la marsopa espinosa (Phocoena spinipinnis), el delfín moteado (Stenella frontalis), el delfín de dientes rugosos (Steno bredanensis), y la tonina (Tursiops truncatus gephyreus).

De un total de 156 individuos analizados que fueron encontrados varados muertos en las costas o fallecieron producto de la pesca incidental, se encontraron residuos de origen antropogénico (producido por el hombre) en los contenidos gastrointestinales de 13 mamíferos marinos. El tipo de residuos encontrados estuvo constituido por plásticos, madera y elementos antrópicos de origen desconocido.

“Entre los residuos más encontrados en los contenidos gastrointestinales, el plástico estuvo en primer lugar, representando un 68%. Esto debe hacernos tomar conciencia de la disposición final de ese elemento una vez que lo utilizamos. En este estudio, la basura analizada puede provenir del mar directamente, como de las mismas playas. Indistintamente del origen, estos datos muestran que nuestro vínculo con la basura termina afectando a la fauna marina”, explicó Antonella Padula, investigadora de la Universidad Nacional de Mar del Plata y coautora del estudio junto a colegas brasileños.

El Censo Provincial de Basura Costera Marina se realiza todos los años desde 2016. Su objetivo es registrar la situación en las playas bonaerenses, identificar qué tipo y qué cantidad de residuos afectan las costas, y promover medidas tendientes a reducir la cantidad de basura que llega a nuestros ecosistemas marinos. “Conocer cuál es la composición de la basura marina permite identificar cómo podemos mejorar nuestros hábitos de consumo, con la finalidad de concientizar, frenar y revertir esa contaminación”, dijeron desde la Fundación Mundo Marino.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/sociedad/buenos-aires-un-nuevo-censo-de-basura-costera-confirma-la-alta-presencia-de-un-residuo-riesgoso-para-nid07022023/

Comentarios
Volver arriba